• Sáb. Oct 23rd, 2021

EL HAMPA Y CRIMEN EN VARIOS RINCONE DE BARRANQUILLA..

PorNelson Romero

Abr 18, 2021

Demoliciones que devuelven la tranquilidad a los barrios de Barranquilla
 Con el ‘Plan 100 contra el Microtráfico’ se han derribado cuatro inmuebles en lo que va del año. La estrategia avanza con contundencia para acabar con ‘ollas’ que ponen en peligro la seguridad de los barrios.

La demolición se dio en la carrera 2A con calle 55C, en un operativo en el que intervinieron la Policía Metropolitana de Barranquilla, Alcaldía Distrital y Fiscalía General de la Nación, quienes con apoyo de la comunidad acabaron con este espacio que ponía en riesgo la tranquilidad del barrio.

Un inmueble derribado en el barrio Santo Domingo es el más reciente golpe contra los mitos de inseguridad relacionada con la venta y consumo de estupefacientes en Barranquilla.
 
Este operativo no fue aislado. Se trata de una acción más del ‘Plan 100 contra el Microtráfico’, una estrategia del Gobierno nacional en la que Barranquilla es parte fundamental por el trabajo frontal contra la venta y consumo de estupefacientes que viene haciendo el Distrito.
 

La demolición se dio en la carrera 2A con calle 55C de Barranquilla


La demolición se dio en la carrera 2A con calle 55C, en un operativo en el que intervinieron la Policía Metropolitana de Barranquilla, Alcaldía Distrital y Fiscalía General de la Nación, quienes con apoyo de la comunidad acabaron con este espacio que ponía en riesgo la tranquilidad del barrio.
 
La intervención se llevó a cabo en simultánea con otras ciudades del país como despliegue de la estrategia nacional del Ministerio de Defensa para atacar el tráfico ilegal de estupefacientes en menores cantidades.
 
El jefe de la Oficina para la Seguridad y Convivencia Ciudadana, Nelson Patrón Pérez, afirmó: «Continuamos comprometidos con la lucha contra la delincuencia y el microtráfico en la ciudad, pues nuestro trabajo no descansa para que cada día sean menos los barranquilleros víctimas de este flagelo».


 
El funcionario también resaltó el papel de los vecinos de Santo Domingo: «Agradecemos a la comunidad que hizo las denuncias a las autoridades, porque permitió acabar con este foco de inseguridad para garantizar la tranquilidad de los vecinos del sector».
 
Por su parte, el comandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla, brigadier general Diego Rosero, habló del acompañamiento de los habitantes del sector «protegiendo a los niños, niñas y adolescentes, al ser ellos quienes más fácilmente se convierten en nuevos consumidores. Por eso la Policía Nacional y la Alcaldía de Barranquilla, mantienen una lucha frontal y decidida contra el microtráfico».
 
Otros puntos derribados
 
Desde el pasado 16 de febrero, día del lanzamiento del ‘Plan 100 contra el Microtráfico’, hasta la fecha, se han realizado cuatro demoliciones de infraestructuras en diferentes sectores de la ciudad que se usaban como punto de venta y consumo de sustancias ilícitas. Estas acciones hacen parte del compromiso que mantiene la Administración distrital para garantizar la seguridad de los barranquilleros y dan muestra del trabajo mancomunado con las autoridades policiales.
 
El primer punto correspondió a una vivienda ubicada en La Esmeralda, en la localidad Suroccidente. El inmueble en estado de abandono suponía un riesgo para la comunidad, expuesta a los comportamientos delictivos de consumidores de estupefacientes.
 
El segundo mito de inseguridad se intervino en el barrio San José, al suroriente de la ciudad. El predio ubicado en la calle Murillo con calle 19, que en otrora había funcionado como una discoteca, se había convertido en un escondite para los consumidores y vendedores de drogas.
 

Por ese mismo motivo, las autoridades distritales derribaron una infraestructura ubicada en la carrera 36 con calle 84, barrio Colina Campestre, que comprendía un área de 6.927 metros cuadrados, de propiedad del Distrito de Barranquilla. El sitio funcionó durante años como un CAI de Policía, sin embargo, estaba siendo aprovechado para actividades delictivas.
 
En todos los casos, el papel de la comunidad fue pieza clave para llevar a cabo las intervenciones, pues gracias a sus denuncias y a la colaboración de las autoridades, hoy estos sitios en la ciudad ya no significan un riesgo para su tranquilidad y su bienestar.
 
Fredy Olivares Rodríguez, vecino de Colina Campestre, resaltó la gestión de la Alcaldía de Barranquilla para recuperar este predio. “Me agrada que haya tumbado esta edificación ya que se prestaba para fechorías por parte de malhechores. Últimamente se veían muchachos consumiendo y otras cosas que podían afectar nuestra seguridad”, señaló el residente del barrio.
 
A la fecha, la Policía Metropolitana de Barranquilla reporta 230 capturas, 71 diligencias de allanamientos y la incautación de 250 kilogramos de estupefacientes en lo que va corrido del ‘Plan 100 contra el Microtráfico’.

Compartir en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *